(pincha en la imagen para acceder a la web del editor si deseas comprar el libro)

lithium


Quizás alguien se pregunte... ¿qué quiere decir litio? ¿Qué significado tiene en la canción? El litio es un elemento químico, que entre diversos usos, se emplea en el tratamiento de la manía y la depresión bipolar, así como en otras psicopatologías. Es un estabilizador del estado de ánimo.

lunes, 25 de junio de 2012

5.VERSUS



El mejor libro es la conciencia. Víctor Hugo


Conciencia.
¿Cuándo utilizamos la conciencia?

Es un espejismo?

Una voz?

¿Es una figura tridimensional del propio yo? ¿Es ante todo palabrería barata? Me gustaría definirla. Me gustaría encontrarla; me encantaría poder abrir el hueco de esa buhardilla, y penetrar en el secreto de mi propio cerebro….Donde poder encontrármela frente a frente…


"Sentémonos"-le dije- "tengo asuntos que preguntarte desde que he nacido….."
A la mayor brevedad salvo que precitadamente, me insinuaras fórmulas que se acogen a la propia moral, pues moral y conciencia, no tienen que ir unidas, aunque pueden coexistir dentro de un mismo argumento....
Espera, aguanta  un momento,  dime. Dime,por qué veneras hasta el último juicio de tus actos.
Podríamos mantener un diálogo creciente con nuestra conciencia. A lo mejor, nos diría muchas cosas.
Fumar un cigarrillo, beber una copa mientras esperamos, mientras ayunamos. Desprotegiéndonos de nuestra mansedumbre.El ser humano es manso. Manso cuando no le acecha ningún peligro, ninguna cuestión que trascienda a sus propias manos. Espera. A veces ni eso, actúa por impulso, por una certeza, motivado por una pregunta…. los estímulos y sus respuestas pueden ser infinito; plantearse miles de respuestas ante una misma pregunta. Una impronta salvedad, decir o hacer en función de lo que  nos dicte.
Yo razono las razones por las que algo es justo o injusto, razonar, es meditar, argumentar, sin embargo  emite un juicio de valor, algo que esta mal o bien¿Qué es aquello que nos hace decir si algo esta mal o bien?
Eso mismo pregunto,a la Señora a la maestra suprema.¿La conoces? se llama conciencia.



 Extraño poder, un poder magnético que no entra en los sueños, permanece en la objetividad. Habla cuando el oro es blanco o negro;  no escupe medias verdades, ni falsas mentiras; solo el color del aceie usado.
Aquella, que cuestiona la moral como si se tratara de una subasta: otorga precios y modelos al único postor, el de la verdad.

Creo que llega un momento, en el que no se que es la conciencia, ni la moral, ni la razón. 

"Entra"- solté como un barrido dentro de mí- "acúestate en este lecho, sedúceme con el licor de la indiferencia, duele menos las evidencias y no soy tan consciente de mis propios errores, de mis demonios, creo que así soy ni consciente de que  existo".




EL AYUNO DE LOS DIOSES
CAMINO FRONTERIZO


viernes, 22 de junio de 2012

4. EL PULSO


Por qué situar fronteras? Por qué ayunar nuestro conocimiento;  hacemos un preconcepto de cada cosa, atendemos a la existencia de las realidades como si diseccionáramos un cuerpo.
Metemos en la balanza lo que nos sirve. Y echamos pulsos:
A nuestra conciencia.
A nuestra realidad.
A nuestro saber.
A los demás.
A Dios.
A la ciencia, a la moral.
Todo lo que nos rodea es un pulso  a nosotros mismos, un pulso a la inteligencia intentado convertirnos en Dioses que no lo son tanto si no fuera, porque el hombre se come   al  Dios que lleva dentro.

 Echamos la partida de ajedrez, teniendo el mate casi antes de haber movido la dama,,,,,



 LO DIVINO/HUMANO
Nos echamos un pulso unos a otros……queremos ser más, más que nadie, intentando imponer nuestras ideas, nuestras palabras, nuestras frases…. Incluso se lo echamos a Dios….El hombre se ha convertido en un cazador de sus propios miedos, de sus propios temores, si es capaz de doblegar al resto de los mortales, ¿por qué no? Puede hacerlo con la moral, con la razón, con la ciencia, hasta con Dios. Al ser Dios un ser invisible que nace y crece en el interior del hombre, el ser humano, se ayuda de lo material, de lo visible, de lo práctico para tejer su tela de araña, invisible a los ojos de los demás, pero superfluo y anatómico para lo divino. Lo divino no es algo q se toque, ni se palpe, es algo que solo se ve con los ojos de la Fé,  y es ahí donde encontramos la mayor debilidad y la mayor fuerza; debilidad física porque lo material se impone a lo inmaterial, al espíritu, pero solo es temporal…porque lo material muere o desparece con el tiempo, el espíritu permanece,  por eso el hombre no puede matar a Dios, si acaso lo puede arrinconar, hablamos entonces de la  inmortalidad, la supervivencia de Dios es innegable a pesar de los intentos de enterrarlo bajo la propia piedra de la racionalidad.
Imposible un  pulso hombre-Dios, esta perdido incluso mucho antes de  presentar batalla,  el desgaste es unidireccional; como dar sablazos en el aire contra un enemigo que no existe,  como la niebla mas espesa que se afana en doblegar los sentidos de la persona, en la desesperación  por encontrar una carne que diseccionar.



El libre albedrío que Dios nos ha otorgado para poder elegir lo que El nos muestra, sin pulsos que echar, porque el propio pulso es querer dominar la propia libertad del hombre, por culpa del propio hombre, no de la ideología, ni Dios, ni la religión,..el hombre, haciéndose eco de sus propias interpretaciones....de sus propios fracasos, de sus propios éxitos, de sus miserias..es él y no Dios al que debemos rendir cuentas de la propia maldad, de la propia miseria, de la propia demagogia que escupe, a los seres humanos, y echando cortinas de humo. Dios siempre es el culpable.....no el hombre...necios a los ojos del Señor, somos tan necios como manipuladores de nuestras propias ideas, jueces y verdugos; manipuladores de la propia supuesta ira de Dios , de su misericordia, y de su propio perdón...no hay mas salvación que dentro de Dios y de su Iglesia, para el resto...que busque su propia salvación en lo que crean.....pobre vacío no creer ni si quiera en el ser humano....

LO HUMANO-HACIA LO HUMANO RESTA CERO
Restamos  después de haber sumado.
El  enemigo del ser humano, es el propio ser humano. No hay otra afirmación tan elocuente como definitiva.  Pero por esa regla de 3, también las excepciones son evidentes.
Hemos creado una sociedad de consumo. Consumir es sobrevivir. Ciencia, tecnología, medios de comunicación…..ya no trabajamos para vivir…..vivimos para trabajar o incluso,   para sobrevivir.
Nuestra existencia se ha denigrado a tener que levantarte cada día  sin conocer que será ese día….El hoy se convierte a la vez en presente, pasado….sin futuro. El futuro no existe, solo nos interesa saber hoy como me ira, como me mantendré, como sobreviviré…..HOY. Hemos reducido nuestra existencia a lo más primitivo , la supervivencia: cubrir unas necesidades básicas .
Es un cambio brusco, del bienestar que hemos sufrido en los últimos años. Bienestar que es un espejismo, todo bienestar conlleva un gasto físico y espiritual.
El físico, el monetario, el consumista, el querer, el poder más que ….; conduciendo a anular el interior de la persona guardando nuestra conciencia en un rincón.
Somos marionetas sin hilos cazando en una sociedad que está muerta con zombis que navegan a sus anchas por la cuneta del día a día.
Pero no puedo negar, que ese pulso que echa la propia  sociedad en sí misma, hay esos maravillosos pulsos,  fuerzas de choque, paréntesis, que doblegan a la propia sociedad y le plantea el pensar en el cambio.
¿La esperanza es un tópico? Una quimera? No lo creo. Es una inmortalidad; algo eterno que sigue existiendo  a los ojos del hombre, como la Fé. La Fé no puede morir, por mucho que nos empeñemos en enfermarla,. No hablo  solo de la fe en Dios, hablo de la fe en algo: en el hombre, en  la verdad, en el sacrificio,  en querer mejorar , en solucionar los problemas. El hombre no podría sobrevivir sin la Fé, en las creencias que le lleven a levantarse cada día. Cada uno lo llama de una manera. Es grandiosa la libertad humana, la que nos permite crearnos unas expectativas e intentar llegar a ellas. La que nos ayuda  a sacudir el tedio diario, y dar un palmetazo en la mesa; romper ese espejo soporífero que hemos creado ante la falsedad de que el hombre se basta así mismo para vivir, sin valores, sin actitudes. 
De por sí creamos una actitud: LA AUTODEFENSA, y cuando la creamos nos unimos, vamos poniendo los propios adoquines necesarios para intentar mitigar ese dolor, esa realidad, esa falta de TODO, que tenemos. Y nace: la solidaridad, la fraternidad, de nuevo miramos al prójimo, que antes no existía; gracias a eso el hombre fabrica la esperanza y esa esperanza, nos hace de nuevo cuanto menos, levantar los ojos.
Nada es fácil si no es por la propia mano del hombre. Nada ha existido a lo largo de la vida, de la historia, si no es por el pulso que el hombre se ha dado, a sí mismo…
Una veces ganará otras perderá, pero planteo echar un pulso ante la fuerza viva de la naturaleza, la que establece principios inamovibles , que aunque la noria eche agua por desviar su trayectoria, su curso es el que tiene que ser, por mucho que nos empeñemos en construir diques; diques que se romperán por la fuerza o por la verdad absoluta que en sí encierra.




EL AYUNO DE LOS DIOSES
CAMINO FRONTERIZO

domingo, 17 de junio de 2012

3.LA BALANZA


Medimos la fuerza de nuestras manos como si se tratara de una balanza, medimos el tiempo, la rutina, el cariño, el engaño, la mentira, el amor….medir..Siempre buscamos medir; pero nunca intentar equilibrar la balanza; enseñar cómo equilibrarla, como colocar la justa medida de las cosas que no pueden medirse si no es con el músculo que no se ve pero que regula la sangre incluso de nuestras fuerzas.
El corazón es un extraño músculo y a la vez misterioso.  Las señales que emana, son como un pulso a nuestra conciencia. Ese pulso es un goteo continuado. Es un mapa interactivo de  los propios sentimientos, emociones. Un cronómetro, una elevadora de la propia emoción, del aturdimiento, de la consciencia. La razón es en cambio, el juez, el maestro que siempre nos pone nota en el examen de la conciencia, y de la acciones. No quiero notas, estoy cansada de esas notas en la que temo suspender  sin haber siquiera aprobado el examen de la praxis. Quiero enseñar lo que no se enseña, y aprender lo que es enseñar…¿Qué estoy dispuesta a enseñar? ¿Mostrar a los demás? Puede ser,,,,,

Podemos enseñar, algo más,  que la estupidez humana, saber guardar la fuerza de un extremo al otro, sin que la cuerda se rompa; si se rompe no queda nada.....ni siquiera lo estúpido de fingir ser mas listo que nuestras propias posibilidades.....
Toda nuestra vida medimos.
Medir posibilidades, actitudes; medir conceptos a veces abstractos, a veces fingimos,,,,,
Medir hasta donde, el quizás, el  lo mejor o hasta cuando……
Medir sin metro, ni cobertura…..siempre medir,…..mido mis palabras, mis gestos, mi pensamiento hasta cuando escribo. Cuando hablo, mido el tono, la proporción, el enjuague;
La tos que me provoca o la resequedad de mi garganta.
Pero se nos olvida EQUILIBRAR.
Se nos olvida medir el tiempo. El tiempo es corto en la vida aunque parezca lejano. El tiempo de una sonrisa es una milésima de segundo, pero lo bastante para despertar del letargo a la otra persona. Se nos olvida equilibrar el cuerpo, si damos un abrazo expresamos con nuestro ángulo la proporción del cariño que ofrecemos a los demás.
Este mundo tan preocupado en la lógica, en la coherencia, en la rutina en tener todo perfectamente organizado. El debe ser,  deber hacer, la responsabilidad, correr, vivir, amar, dormir, trabajar…..nunca tenemos tiempo y sin embargo el tiempo es subjetivo. El objetivo lo marca el reloj de nuestra muñeca. El otro…El reloj interno de nuestras vísceras….El que no se ve y sin embargo mueve el espíritu.
A ese no le damos tiempo. NO nos paramos a darle cuerda. A veces sí. Pero conforme entras en esa  palabra malsonante de la RUTINA, se nos olvida que es una mala costumbre dar por hecho aquello que inequívocamente se irá sin algo que lo empuje, lo siembre, crezca y permanezca. Es como  la sequía, si no se riega se seca, se endurece se agrieta, y muere.
 Tenemos que empezar a nivelar. Nivelar nuestras fuerzas en un mundo que se nos escapa, se nos asfixia, bajo el fantasma de nuestra propia desnudez de ideas, valores, actitudes.

“El carácter humano es como una balanza: en un platillo está la mesura, y en el otro la audacia. El mesurado tímido y el audaz indiscreto son balanzas con un brazo, trastos inútiles".(Ángel Ganivet)



Nuestra vida es como una balanza de pagos de transacciones personales, y pagos a cuenta  en función de la premisa doy o me dan;.hago y espero a que me den… Eso es así, el que no lo vea es ciego…todos esperamos que nos den algo: abrazos, besos, amor, deseo….palmaditas, éxito,  dinero, un trabajo...Yo lo afirmo,  es cierto. Pero ojo, también a veces en esas ocasiones que escapan a la lógica, se da sin recibir, sin esperar por el simple hecho de sentirnos cómodos con lo que damos.  Sí,  lo hago, lo quiero, me reafirmo…a pesar de que a veces espero que me den, como humanos y egoístas que somos.
 Hay que sopesar en cada momento y en cada situación; que hay que hacer si lo uno o lo otro. Qué difícil es esperar a que te den, como  dar sin esperar. En este tema me produce una vaga inquietud, somnolencia, cabreo existencial.Estoy cansada del no puedo pero  quiero, de no tengo tiempo por espera y respira. Cansada, de estar cansada de tanta mediocridad, de tanta pantomima que nos hemos creado por la magia de otras mentes, seres, personas, cosas, circunstancias.
Yo no sé hacer magia, no se  dar un chasquido y convertir un sapo en paloma. Solo se dar  aunque a veces no de nada  más que tormentas y huracanes. Pero,  al menos ofrezco algo, los demás  a veces, no dan nada, no hacen nada, solo caminar como una sombra, entre las lápidas de la vida.

 Equilibra, mide, saca la balanza esa que esta escondida en algún lugar de la mente, del corazón, de donde sea. Yo no puedo buscarla, a veces esperáis/esperamos a que nos la busquen, no busques en ti aquello que careces, puedes buscarla y encontrarla en otras personas o en otras cosas que te rodean, solo tienes que saber buscarla, dirigir tu mira y tu pensamiento hacia aquello que anhelas. Puedes hacerlo…ponte a recorrer el camino de la milla y hazlo.
Confieso que nunca he tenido vara de medir, ni equilibrio sin red, en mis actos, en mis sentimientos, en mi conciencia, hago y deshago a mi libre albedrío, pero como siempre creo,
la libertad individual es la que mejor sabe maniobrar o esquivar…o situar el eje de la balanza en los propios sentimientos, en las propias acciones, es mas sabia que todo un ejército de poderes, de quizás…de a lo mejor,,,,,de no quiero pero quisiera,,,,del no se  decir al hacer ,,,,,,, Son momentos equilibristas que van a conducirte a una caída sin red, en el que la balanza se romperá por el peso muerto de tu propia inmovilidad. 






EL AYUNO DE LOS DIOSES
CAMINO FRONTERIZO

miércoles, 13 de junio de 2012

2.EL RACIMO



2: EL RACIMO
La  vid es grande.
Un campo sepultado por viñas cada una de un sabor. El vino dulce se entrecruza con el vino amargo. Unas veces el racimo  se corrompe, el  olor agrio de la existencia se nutre de la uva que se forma en nuestro interior. Uva maldita …..Que sangra el zumo de la mediocridad, de la rutina, de la maldad, del silencio, del dolor, de la muerte; abandono, ira,  desastre, tristeza.
Maloliente.
Pero el viñedo es un campo amplio, también hay buena simiente.  Simiente plena que da fruto.
¿Con qué fruto nos quedamos? A esa respuesta no es tan sencilla.
Existe una predisposición a dirigirnos hacia uno u otro? ¿Qué nos impulsa?¿Qué nos mueve?
A qué mecanismo está inmerso el hombre, a veces, indiferente, esclavo de la inconcruencia, de la propia falta de saliva que el salitre diario está minando el cerebro. Se hace espeso.
Las pasiones humanas son como un racimo, fuente de toda palabra, pensamiento o acto impropio Va sembrándose con raíces que todo lo pueblan, y se asientan y van transformando al hombre hasta que lo destruyen. Evidentemente, todo comportamiento humano está sujeto a unas leyes de la certeza, a leyes predispuestas, movimientos conscientes...Pero no siempre es así. Hemos visto que las circunstancias cambian, y cambian el ser humano como las veletas; giran en el tiempo y no se detienen.
El racimo de la envidia. ¿Qué es la envidia? Qué SER  puede considerarse mejor persona que otro? simplemente porque le hace sombra. La sombra es como una alimaña, te recuerda constantemente la proyección que tienes frente a tí y a los demás. La envidia es lo mismo.
Proyecta la propia insatisfacción y la debilidad, sentirse inferior. Un veneno del alma que no tiene cura porque el envidioso es muerto desde mucho antes de comenzar a sentir ese deseo de corroer en lo que otros destacan.



“La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren “(Arthur Schopenhauer).


 


El racimo de la pereza, por la incapacidad. Así deberíamos definirlo. La incapacidad del ser humano para así mismo. Todo se convierte en una angustia.. No ves el problema no existe. No te hablan no interpretas, no discutes, no te posicionas.  El No es la peor negación de uno mismo  y sobre todo, frente a los demás, YO NO. EL NO mas aplaudible es aquel que va respondiendo sutilmente a tu propio cerebro. El cuerpo se aligera, la mente se embota, el sudor agita tus manos. La pereza de ser coherente:
"Cuando uno no vive como piensa, acaba pensando cómo vive".
Gabriel Marcel.
¿A qué coherencia debemos atarnos, si tenemos el peligro de que la ingratitud de nuestras acciones entre en contraposición con nuestro pensamiento?. Y así esclavo de nuestro dones, la pereza se convierte en la rutina excusable, en el que todo se vomita hacia el propio interior
¿Hasta qué punto la coherencia? ¿Quién establece los parámetros de la propia coherencia? Si vivimos conforme pensamos, ¿admitimos la radicalidad de nuestros pensamientos o emociones?
Admitamos que existe lo políticamente correcto bajo la pared de las sutilezas, y esa es la pereza que nos envuelve, para dejar de ser para admitir hacer como que eres lo que los demás son, o quieren que seas. Aunque termino por añadir, el peligro de aquellas mentes que para no dejar de ser lo que son, no dudan en pasar por encima de los demás, y pisarles para conseguir sus metas, entonces ya tendremos que hablar de moral y conciencia.No todo es permitido, ni todo permisible, ni todo incuestionable.